El manejo Ecológico de plagas se refiere al control de plagas y enfermedades en el cultivo sin la utilización de químicos, como los pesticidas, bactericidas o fungicidas, la intención es la disminución de estos productos que han generado una tendencia a su alta utilización, contaminación del ambiente y los productos que consumimos.

La mayoría de los plaguicidas o repelentes químicos son biocidas, esto quiere decir que no solamente combaten a los insectos que son molestos para nuestro cultivo, sino también a los que son beneficios y nos ayudan a controlar las plagas como las catarinas.

El concepto de manejo ecológico de plagas se refiere a:

Manejo: «el poder ser capaz de lidiar con…»
Ecológico: «es unir o combinar (tácticas de combate contra…)»
Plaga: «es un insecto molesto.»

Por ende nos da como objetivo, proteger al máximo las cosechas. Al menor costo y con el mínimo riesgo al hombre, sus animales, sus agroecosistemas, los ecosistemas y la biosfera.

Esto quiere decir que el MEP nos presentara ciertas tácticas que nos ayudaran a tener un óptico control de plagas en nuestro huerto.

Existen diversas formas de control de plagas, como las prácticas culturales, control biológico, cubiertas flotantes y acolchados, uso de cal micronizada, uso de jabones y aceites, insecticidas o insectistáticos vegetales así como el uso de insecticidas. Dentro de éstos, los repelentes naturales tienen su efecto en proteger algo apetitoso (el huerto) con algo ofensivo pero inocuo (el repele nte). Dependiendo de la plaga se puede utilizar algunos productos específicos para combatirlo